Brasil es un país tan grande que cada estado tiene su propia cultural, un acento característico y varios equipos de futbol.

Rio de Janeiro es la ciudad del samba! Samba en portugués es una palabra del género masculino,  por tanto así lo tomaré de ahora en adelante. La primera vez que fui a bailar samba, bueno, aprender los pasos básicos e intentar bailar, fue horrible. Me sentía tan decepcionada, era algo que no me entraba y a la media hora me dolían extremadamente las rodillas y las pantorrillas. Pasó el tiempo y pasó un águila por el mar, cuando se estaban acercando los carnavales este año y las escuelas de samba empezaron los ensayos.

Las escuelas de samba en Rio de Janeiro están en los barrios ‘marginados’ y por ende violentos,  donde vive mucha gente pobre pero bailan requetebién.  Una escuela consiste en un cuerpo de baile, una banda de música, un salón inmenso, una tarima y otro espacio donde los músicos tocan. En aquel salón inmenso es donde se baila, ponen unas mesitas alrededor para que el público pueda sentarte, hay cafeterías y un lugarcito donde venden ropas típicas de la escuela, adornos, souvenirs, etc. Las escuelas dan clases de samba, generalmente los sábados por la tarde y yo estaba decidida a tomarlas, pero mis colegas que son ‘mikis’ me metieron en la cabeza no ir aquel lugar ‘satánico’ sola y no fui.

Un amigo brasilero muy querido, que no es de Rio, una noche decide llevarme finalmente a una escuela: Salgueiro, donde los colores característicos son rojo y blanco. ADORÈ el ensayo! ME ENCANTÒ! Sobre esto hablaré más adelante.

Están las academias, que son más bien en la zona con nivel de vida medio alto. Un salón sofisticado que un profesor (que nació en los barrios donde están las escuelas) da aulas particulares recaras. Hubo una super promoción antes del carnaval este año en la Academia de Jaime Arôxa y fui pa´lla. Dicen que es una de las mejores que hay en Rio. Eran 5 horas solamente, una hora durante 5 jueves. El aula estaba llena de ‘gringos’ y viejas brasileras que no tienen en que gastar el tiempo y el dinero.  Éramos en total como 30 Estaba medio frustrada porque pensaba que era yo sola con el profesor. No obstante, tenía que aprovechar al máximo aquella oportunidad y me puse pa´ las cosas. Leandro, el profesor que a su vez fue alumno de Jaime Arôxa, era buenísimo y tenía una pacienciaaa. En casa practicaba los pasos de vez en cuando. Bailando samba en aquel entonces parecía como una rusa con descendencia vietnamita bailando rumba…. Pero poco a poco le fui cogiendo la vuelta, empecé a correr y hacer abdominales también y me sentía el cuerpo más relajado y más suelto para sambar. Ah, sambar es bailar samba…. Leandro comentó y después otras personas me dijeron lo mismo que los sambistas profesionales hacen como 3 horas de ejercicios por día porque si no, no da la cuenta…

Llegó el carnaval y ahí fue mi debut!!!!! Quería parecer toda una carioca… No sambaba taaan mal  y ya tenía resistencia para sambar toda una noche (a intervalos, claro) pero evidentemente no pasaba por carioca todavía, jiji. Ahora sambo un poquito mejor!

Hasta los niños samban en Rio de Janeiro y das una pata´ y sale un grupito de samba tocando en cualquier esquina o en una favela. Samba en la favela de Michael Jackson será un futura historia.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: